Sin categoría

Silla yoyo Babyzen: la más compacta y fácil de plegar

La facilidad de plegar una silla para guardarla en el maletero o subir y bajar al avión o al metro es fundamental para los padres, en especial aquellos que pasan mucho tiempo fuera de casa con los peques o viajan con frecuencia. La silla yoyo Babyzen es ideal para llevarla a cualquier parte e incluso cumple los estándares de equipaje de mano en un avión, sin necesidad de facturar.

A veces, nos da pereza viajar con los niños por el simple hecho de la cantidad de cosas que tenemos que llevar y la decisión de si cargamos con la sillita o no merece la pena. Con Yoyo de Babyzen eso no te ocurrirá porque la puedes llevar colgada como si fuera un bolso y plegar y desplegar con una sola mano.

El espacio que ocupa también es otra ventaja de esta silla, que podrás guardar en cualquier parte de tu casa, el coche o la cabina del avión si vuelas a menudo y llevas contigo a tu pequeño.

Silla yoyo Babyzen: otras ventajas

Cuando buscamos una silla para nuestro hijo, miramos y remiramos todas las opciones del mercado, buscando siempre la que mejor se adapte a nuestras necesidades y al uso que vayamos a darle.

Las características de esta silla la convierten en la ideal para los más viajeros y aquellos papás que no salen sin su hijo a ninguna parte, ni siquiera cuando quedan con amigos a tomar unas cervezas o a visitar un museo.

La silla yoyo Babyzen se puede usar desde el nacimiento hasta que el niño pese 18 kilos, que suele ser a la edad de 4 ó 5 años, aproximadamente. Incorpora un capazo totalmente plano para los recién nacidos, con arnés de 5 puntos, capota pop-up con 2 posiciones, un protector de pies y un reposacabezas.

Plegado con una mano

Has ido a la compra y tienes que meter las bolsas en el maletero, llevas al niño cogido porque le ha entrado una rabieta, estás hablando por teléfono atendiendo una llamada importante…todo es compatible con el plegado de la silla. En solo unos segundos y con una mano, podrás plegar o desplegar tu sillita y seguir con lo que estabas haciendo.

Guardar en la cabina del avión

Facturar la silla es un auténtico rollo. Si el niño se queda dormido antes de subirnos al avión tenemos que estar con él en brazos porque ya no tenemos su sillita y al llegar al destino esperar a que salga la silla si la hemos facturado y no nos han dejado subirla al avión.

¿Te imaginas poder guardar tu silla encima de tu asiento, en la cabina? Babyzen lo hace posible y es una de sus ventajas más valoradas pero no la única.

Manejo fácil

No hay cosa más incómoda de una silla que se maneje mal y que cueste arrastrar, especialmente en terrenos más irregulares donde las ruedas giran peor. Con Babyzen eso no ocurre porque cuenta con el sistema patentado Soft Drive, que además de la gran suspensión en las cuatro ruedas éstas se adaptan automáticamente a las irregularidades del terreno sin necesidad de tener que bloquear las ruedas delanteras.

Distintas posiciones

La Babyzen Yoyo+ puede reclinarse en diferentes posiciones hasta los 145º permitiendo el descanso de los niños cuando duermen. Además su respaldo cuenta con un acolchado confortable y un arnés de 5 puntos para máxima seguridad de los más pequeños.

Todo lavable a máquina

Los niños se manchan mucho y si solemos salir con ellos, es frecuente usar la silla para darles de comer, cenar o merendar. La comodidad de poder meter todo en la lavadora y lo fácil que resulta retirar todos los accesorios de la Babyezen Yoyo+ es sin duda otras de las ventajas que tiene este modelo.

Amplia gama de colores

Los colores de muchas sillas de paseo son muy básicos y algunas incluso solo tienen un par de ellos para elegir. Sin embargo, la Babyzen Yoyo+ cuenta con una amplia gama, sumando a sus colores de siempre, los que están en tendencia: el ginger y el peppermint. Elige entre el gris, negro, rosa fucsia, rojo, azul y camel además de los dos colores de moda.

Patinete para el hermanito

El hermano mayor también podrá descansar cuando lleves una larga caminata o simplemente salgáis todos juntos de paseo. El Yoyo Board+ se adapta a la silla en un solo clic y con una sola mano y soporta hasta 20 kilos de peso. Y si en lugar de ir de pie, prefiere sentarse, también se acopla un sillín que puedes poner y quitar con facilidad.

Su plegado te hace más fácil el transporte cuando vas con un solo niño y no es incómodo como ocurre con otros patinetes cuando se levantan.

¿Necesitas alguna razón más para elegir esta silla y disfrutar de tus paseos y viajes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.